martes, 3 de enero de 2012

Cuando la Primavera se convierte en verano.



Te sentía, como una flor de primavera
Que abría su vida entera
A una fantasía inimaginable.
Era todo esto una embriaguez agradable,
Una risa que meditaba serena,
Una felicidad pasajera,
Algo floreciendo en el desierto,
Una relación de contento,
Nada más. Pero ¿Quién eras?
En ese tiempo: mi verdad,
Todo lo que yo deseaba.
Todavía no sabía que te amaba.

Cada vez el sol calentó
Más fuerte nuestro amor,
Marchitándolo irremediablemente.
No podía sacarte de mi mente,
Deseaba una vida distinta,
Con la tuya compartida.
¿Qué era lo que en verdad quería?
Mi verano rompió las fantasías,
Se transformaron en problemas.
¿Dónde está mi soledad?
Te amaba, no era más que una emoción;
Ahora somos pareja, una obligación.

Siempre supe que le tenía miedo a las relaciones.
Desearía haber entendido todo esto antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada