miércoles, 22 de junio de 2011

Nuestro Vuelo

Miro al cielo, es enorme
Luego miro tus ojos, entonces
Cojo tus manos: no llores.
Dejemos fluir las emociones,
En un viaje sin preocupaciones.

Extiendes tus alas suaves
Y vuelas como las aves.
Fernanda, harás que te ame.
Cojo tus manos otra vez
Y juntos volamos hacia el atardecer.

Qué bien se te ve el pelo
Acariciado por el viento.
Qué agradable lo que siento,
La calidez de tu cuerpo.
A mi lado no debes sentir miedo.

Este eterno vuelo es magnífico,
Visitemos lugares mágicos,
Los rincones más fantásticos;
Atenas, Escocia, Paris, Egipto,
Todos, contigo, son divertidos.

Volemos por último, al norte,
A esos lugares sin nombre
Donde no habita ningún hombre.
Cuidemos nuestros corazones,
En esos lugares tan atroces.

Cuando ya te has convertido
En lo que más he querido,
Sin darme cuenta te había perdido.
Sin tu calor dándome abrigo,
Partir de este mundo he decidido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada