lunes, 21 de noviembre de 2011

No leas esto que te escribí.


Te has convertido en alguien insoportable,
Insoportable el no poder tenerte.
Eres quien agota mi paciencia,
Al no poder sacarte de mi mente.
Odio todas tus manías
Y la forma en cómo me vuelven loco.
Tu egoísmo me roba mis sentidos,
Para mí, ahora eres mi todo.
¡Cuánto odio tu sonrisa,
Haciéndome perder la razón!
¡Y que tengas una arma escondida, 
Un conjuro capaz de romper mi corazón!

Eres la razón de mis desvelos,
La única droga que no puedo resistir,
Una prenda que no es de mi agrado,
Pero que no dejo de vestir.
¡Rabia contenida, desatada,
Sólo en un cálido mordisco!
Te detesto, te odio, pero te necesito:
Eres mi enfermedad y mi remedio.
Te quiero, te deseo, soy adicto a ti:
¡Vete de mi vida de una puta vez!
Házlo, rápido, no hay otra oportunidad;
Dejar de amarte es lo único que no puedo hacer.



(Click en la imagen para verla en tamaño completo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada