domingo, 13 de marzo de 2011

Vuelve, dulce...

Como un pequeño me refugio contigo,
Su calor, nada más necesito;
Su calor me habla; me bendigo,
Me envuelve; me agrada. Que benigno.
Me ese calor eterno, te maldigo.

Me amparas, me proteges, me duermo,
Me siento cómodo, eres lo que quiero.
Te necesito cerca, deseo eterno.
Sentirte, te quiero, que perfecto.
Quédate a mi lado, así, en silencio.

Te siento cerca mío, bien,
Admiro tu rubí, solo ríe.
Mi deseo, alejarme impide.
En tu cálido fuego quiero fundirme.
Quédate a mi lado, redime.

Te alejas y te siento tan cerca,
Nunca desaparecerás de mi cabeza.
Sin ti, yo muero, es verdad
Solo la quiero a usted, vuelva.
Accidente maldito, imagen siniestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada