martes, 19 de abril de 2011

Sin nombre 1

Como las hojas de un árbol en otoño
todo se acaba, todo se pierde, todo...
Mi cariño, me esforzaré, será eterno,
mientras alcance una vida, sería perfecto
y seríamos felices, como en un cuento;
cuento de hadas, donde todo es correcto
y tú serás mi princesa, una brillante estrella.
Cuando muera, diré que fui feliz por ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada